Search
 

Blog

Wuxing

LA TEORÍA DE LOS 5 ELEMENTOS

“Wu” (五) es cinco y “Xing” (行) es un verbo que hace referencia al movimiento, a caminar, por lo que más que de elementos, esta palabra habla de procesos o fases en el movimiento.»

  • ORIGEN DE LA TEORÍA DE lAS 5 FASES

La teoría de las Cinco Fases, atribuida a Zou Yan de la Escuela Cosmológica alrededor de los años 305-240 a.C., se originó con propósitos políticos y filosóficos, más que médicos o científicos.

Esta escuela se enfocó en el estudio de cómo los fenómenos celestes influyen en la agricultura, la sociedad y el individuo, destacando la astrología, la adivinación, los calendarios y la numerología.

En el Libro de los Documentos del siglo IV a.C., se describen las Cinco Fases como principios dinámicos de acción: el agua humedece y fluye hacia abajo, el fuego arde y se eleva, la madera se comba y endereza, el metal es dúctil y se adapta, y la tierra se cultiva y se vuelve dulce, amarga, ácida o salada según su interacción con estos elementos.

La Teoría de los Cinco Agentes describe los movimientos y procesos de cambio en la realidad, asociando la desaceleración con el Yin y la aceleración con el Yang. Además, se observa otro patrón de movimiento que incluye amanecer, mediodía, atardecer y noche, influyendo en la actividad de los seres vivos y relacionado con el ciclo de las estaciones, la iluminación lunar y el proceso evolutivo de la vida.

La teoría originalmente identificó cuatro movimientos representados por la madera, el fuego, el metal y el agua.

Se añadió un quinto movimiento, la tierra, que facilita la transición entre las fases. Esta inclusión se atribuye a la tradición ritual de la dinastía Zhou, donde el Emperador se trasladaba al Palacio de la Claridad según la estación del año.

  • EL ELEMENTO AGUA

Posee una importancia transcendental en la comprensión de la naturaleza y el universo. Representa la esencia misma de la fluidez y la adaptabilidad, reflejando la capacidad de transformación constante que observamos en el mundo que nos rodea.

El agua está asociada con el invierno y el norte, y se cree que su energía esencial es el Yin, que simboliza la receptividad, la intuición y la introspección.

Simbolismo

El agua, símbolo de flexibilidad y adaptación, nos enseña a encontrar nuestra senda hacia la realización. Con profundo significado simbólico en muchas culturas, purifica el cuerpo y el alma. En el feng shui, su flujo promueve la paz y el equilibrio.

Órganos relacionados

  • Los riñones son vitales para nuestro cuerpo, actúan como reservorio de energía y filtran la sangre eliminando toxinas. Regulan líquidos, minerales y la presión arterial. También producen hormonas como la eritropoyetina, crucial para la producción de glóbulos rojos.
  • La vejiga almacena la orina antes de la micción y, según la medicina china, ayuda a equilibrar líquidos y eliminar toxinas. También se la considera un reservorio de energía que influye en la fortaleza y vitalidad corporal.

Ambos órganos, riñones y vejiga, están conectados por su asociación con el elemento agua y su influencia en la regulación de los fluidos corporales. En conjunto, trabajan para mantener el equilibrio, la purificación y la vitalidad del organismo humano, según la perspectiva de la medicina tradicional china.

  • NUESTRA PROPUESTA DE HÁBITOS SALUDABLES.

En invierno es importante cuidar de nuestros riñones y vejiga para mantener un equilibrio óptimo en nuestro cuerpo.

  • Mantén una buena hidratación: Aunque puede que no sintamos tanta sed como en verano, es crucial mantenernos bien hidratados durante el invierno. Opta por bebidas calientes como tés de hierbas, caldos caseros o agua tibia con limón para mantener los riñones funcionando correctamente y prevenir la deshidratación.
  • Limita la ingesta de sodio: El exceso de sodio puede ejercer presión sobre los riñones y aumentar el riesgo de retención de líquidos. Reduce la cantidad de alimentos procesados y sal añadida en tu dieta, y opta por condimentar tus comidas con hierbas y especias naturales.
  • Limita la ingesta de sodio: El exceso de sodio puede ejercer presión sobre los riñones y aumentar el riesgo de retención de líquidos. Reduce la cantidad de alimentos procesados y sal añadida en tu dieta, y opta por condimentar tus comidas con hierbas y especias naturales.
  • Practica ejercicios suaves: El invierno puede llevarnos a adoptar un estilo de vida más sedentario, pero es importante mantenerse activo para apoyar la salud renal y vesical. Elige actividades suaves como el yoga, tai chi o caminatas cortas para promover la circulación sanguínea y el funcionamiento renal.
  • Aboga por el descanso y la relajación: El invierno es una época perfecta para cuidar de nuestra salud emocional y mental. Dedica tiempo a descansar adecuadamente y a reducir el estrés a través de prácticas como la meditación, la respiración consciente o simplemente tomando tiempo para relajarte y disfrutar de actividades que te brinden alegría y tranquilidad.